Tener creencias no es broma, eso es quien eres.

Queridos amigos, tenía muchísimo tiempo sin escribir en este espacio que creé hace 3 años atrás y que lo había abandonado por completo y no por falta de ganas, más bien, por falta de tiempo o que tal vez no había aparecido una película que quisiera reseñar. 

Pero llegó el día, llegó "La indicada", la cual me permitiría volver por la puerta grande para dejarles un mensaje (como de costumbre en este blog) a través de lo que nos encanta hacer (o por lo menos a los que leen este espacio)... disfrutar del séptimo arte y aplicarlo a nuestras vidas.

Voy a comenzar hablando del significado de la Convicción en las personas, la creencia fuerte y firme en algo o en alguien, que también implica cierto desafío ya que es algo que proviene del interior de un individuo, en muchos casos entendido como una sensación que no puede ser explicada pero que tiene que ver con estar seguro o tener la certeza sobre tal o cual cosa.

A veces la gente tiende a etiquetarnos, criticarnos y hasta castigarnos por nuestras fuertes convicciones o nuestras creencias porque piensan que son exageradas, pero eso es precisamente lo que nos define y nos diferencia de los demás.  Pero, la mayoría de las veces es un camino complicado de seguir, en el que tenemos que luchar por imponernos porque sencillamente no vemos otra forma de hacer las cosas... y de eso se trata esta maravillosa película...



Esta es una historia basada en hechos reales (en lo personal me encantan este tipo de películas) sobre la batalla de la 2da. guerra mundial para tomar el fuerte japonés HACKSAW RIDGE. El héroe de la violenta y sangrienta batalla fue un médico de combate con una fuerte determinación de salvar vidas, que se opuso a llevar armas, el estadounidense Desmond Doss (Andrew Garfield). Su heroísmo lo llevó a ser el primer "opositor de conciencia" de la historia de Estados Unidos que recibió, la "Medalla de Honor" por su valor en la línea de fuego.  Doss salvó 75 heridos en la Sierra Hacksaw y su única arma en ese momento fue su fuerte convicción: 
  
"Señor, ayúdame a rescatar a uno más".

Desmond Doss

 

 


La convicción nos hace valientes, temerarios y arriesgados. La convicción nos hace llegar a lugares donde otros no se atreverían, nos prueba, nos golpea, nos hace llegar al límite, pero precisamente allí es donde la certeza de lo que estamos haciendo se hace cada vez más real, más tangible y en ese lugar es dónde nacen los heróes.

 

DESMOND DOSS
(reflexivo)
Con un mundo decidido a destruirse, 
no me parece mal sanarlo.


Otro de los diálogos de esta película me hacen pensar en todas las grandes guerras que se han generado a lo largo de la historia y en cómo, cada uno de nosotros, podría hacer algo que sume, algo que cuente, algo que ayude a que todos podamos vivir en un mundo mejor.  Y esto debería ser un decreto a practicar cada día de nuestras vidas y de esa manera contribuir con las habilidades que tenemos cada uno de nosotros. 


Me parece pertinente terminar este post con las palabras dichas por Doss en una entrevista:

"Le diría a cualquier que se equivoca al sabotear las creencias de una persona, ya sea en el ejército o donde fuere. Tener creencias no es broma. Eso es quien eres".

Aquí les dejo el tráiler de la película, que por cierto, fue dirigida por el gran y multifacético Mel Gibson.






Entradas populares